Los mercados latinoamericanos brindan diferentes oportunidades de inversión atractivas para los inversionistas. Ser proactivo en el análisis de diferentes impulsores locales en el entorno de alta volatilidad revela estas oportunidades. Tener presencia en esta región es fundamental para lograr rentabilidades atractivas y sostenibles a largo plazo. 

La cobertura del riesgo país específico es la mejor manera de minimizar la volatilidad y evitar pérdidas descomunales en la región. Los activos financieros latinoamericanos se ven directamente afectados por los cambios macro globales, además de las cuestiones específicas de cada país.